Hoy los Ases, los Reyes, los diamantes están muy tristes, se les fue su hacedor!!

Querido Rene, compañero de encuentros, confidente de historias, socio de sueños, AMIGO.

Gracias por compartir tu vida, gracias por haber cincelado en mi, el arte del encuentro en la amistad, sos y serás muy importante en mi historia personal.

Testigo clave en el entramado de mi vida.
Voy a extrañarte.
Voy a recordarte desde aquel lugar en el que siempre te mire -en bambalinas- asombrándome siempre con tu arte.

Rene, Maestro, Amigo. Gracias y hasta siempre.
Sergio Perata